Bonificar la formación para profesionales en la era digital

Bonificar la formación para profesionales en la era digital

Las empresas han encontrado en la formación de sus empleados un aliado en la mejora continua de la calidad de su trabajo y de los servicios y productos que ofrece la compañía. Actualizar los conocimientos de los trabajadores adaptándolos a las últimas tecnologías y metodologías supone para las empresas no perder paso y mantener su competitividad en el mercado.

Son miles las empresas que han aprovechado durante años las posibilidades de la formación profesional bonificada para algunos de sus trabajadores, pero la situación derivada de la crisis sanitaria ha provocado una nueva necesidad y es que esa formación profesional se adaptara en las mejores condiciones posibles a un entorno online y al trabajo a distancia.

Hasta febrero de 2020, la gran mayoría de estas formaciones se desarrollaban de manera presencial a pesar de que las tecnologías disponibles desde hace años permitían indagar en el terreno de la formación online con bastante solvencia y efectividad. Pese a ello, como decimos, buena parte de la formación para profesionales se desarrollaba de manera presencial en un formato clásico de aulas con profesor y alumnado.

A partir de marzo y cuando hizo evidente que el trabajo y la educación a distancia iban a prolongarse en el tiempo y que iban a ser nuestra salvación de manera recurrente en un futuro, las formaciones comenzaron a transformarse en clases y cursos online y surgieron dudas para muchas empresas: ¿Las formaciones online tendrían la misma validez que las presenciales?, ¿sería posible obtener bonificaciones para este tipo de formaciones como las que había para las presenciales?

Todo ello se sumó al hecho de que, con la medida de los ERTE totales o parciales, miles de trabajadores dispusieron de tiempo libre para acometer esas formaciones pendientes por lo que aclarar este tipo de dudas se hizo realmente necesario para las empresas.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) quiso dar respuesta a esta inquietud con su resolución del 15 de abril de 2020 donde recogió que todas las formaciones profesionales podían impartirse a través del medio online y serían consideradas como presenciales. Una medida que se tomó para hacer frente al impacto de la Covid-19.

Por tanto, la bonificación de las formaciones profesionales online es posible en los mismos términos que las presenciales.

Esto implica que, en el ámbito laboral, se puede financiar con las bonificaciones en las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social por formación, que no tienen carácter subvencional. Desde el primer día del ejercicio presupuestario, las empresas disponen de un crédito de formación que pueden hacer efectivo mediante dichas bonificaciones.

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *