Entrevista a Ramón García Espeleta, gerente Plataforma Virtaula CaixaBank

Entrevista a Ramón García Espeleta, gerente Plataforma Virtaula CaixaBank

Ramón García Espeleta es gerente de la Plataforma Virtaula de CaixaBank, un proyecto formativo de la entidad financiera que se creó hace más de veinte años y que ha ido evolucionando desde entonces adaptándose a las tecnologías y a las tendencias existentes. Hoy es uno de los casos de éxito que se analizarán en el Congreso Digitaliza Formación los próximos días 2 y 3 de diciembre.

¿Cuándo decidieron apostar por la digitalización de la formación en Caixabank?

Pues muy al principio; en 1999 creamos conjuntamente con la UOC lo que llamamos Virtaula a través de la sociedad Gestión del Conocimiento.  A lo largo de estos más de 20 años hemos ido adoptando las tendencias, mejorando la tecnología y teniendo como foco la mejor experiencia para el usuario.

¿Cuál o cuáles fueron las razones que les empujaron a ello?

Básicamente la necesidad de acercar la formación  a una plantilla dispersa por todo el territorio español  de una manera ágil y rápida en un momento de gran crecimiento.

¿Cuántos alumnos han pasado por la plataforma Virtaula Caixabank?

Desde sus orígenes supera ampliamente los 40.000 usuarios acumulados , actualmente tiene 28.000.  Si contamos el servicio que ofrece al grupo las cifras son muy superiores. Se han realizado más de 20.000.0000 de horas de aprendizaje . Desde el año 2016  prácticamente el 100% de empleados y empleadas usan Virtaula siendo el canal donde se realiza  más del 90% del total de horas de formación. Anualmente y de manera amplia se superan desde hace 5 años los 2.000.000 de horas entre formación normativa, sugerida, autoformación e informal

La plataforma ha evolucionado a lo largo del tiempo, ¿qué innovaciones han ido introduciendo?

Lo veremos en la sesión, pero desde la introducción de las herramientas colaborativas al uso de la inteligencia artificial pasando por los diferentes cambios de diseño pensando siempre en el usuario final.

¿Cuál diría que ha sido el secreto de su éxito, qué es lo que ha marcado la diferencia?

Pues, curiosamente, creo que más que la tecnología han sido las personas que conforman el equipo tanto interno como externo que han pasado por el proyecto a lo largo de estas dos décadas las que, aportando su talento, han conseguido mantener siempre en el mejor nivel la plataforma. Las ganas de innovar, de curiosidad, de entender las  tendencias, de no conformarse, de curiosidad y a la vez ofrecer el mejor servicio.  Desde el principio teníamos claro que la clave son las personas y así rozaba nuestro lema al principio: Virtaula ; la inteligencia colectiva de l@s emplead@s de CaixaBank.

¿Recomendaría implantar este tipo de recursos a las empresas independientemente de su tamaño y capital?

Estamos en un momento en el que ya no deberíamos hablar de formación analógica y/o digital.  El aprendizaje forma parte de nuestro ser y sea empresa grande o pequeña, los recursos pedagógicos están en cualquier dispositivo, en cualquier formato y a cualquier hora. Plantearse mirar hacia otro lado y mantener metodologías de siglos pasados no parece una buena estrategia. De hecho, el aprendizaje es la solución a muchos de los problemas actuales. Pero, atención, no podemos aplicar mismas recetas a diferentes empresas, cada cual debe analizar su punto de partida, sus medios, la meta que quiere conseguir y los apoyos internos. Y a partir de aquí, crear su estilo de aprendizaje.

0

Un 60% del alumnado busca formación online o híbrida

Profesionales y centros de formación, abocados a la digitalización ante un 60% del alumnado que busca formación online o híbrida

La necesidad de digitalizar los proyectos formativos en todas sus facetas se ha hecho evidente en los últimos meses en los que las restricciones sanitarias han limitado, cuando no prohibido, directamente, la celebración de clases presenciales de todo tipo. Una encuesta realizada recientemente a usuarios del Grupo Educaedu reveló que el 34,7 % de los interesados en realizar algún curso buscaba formación 100 % online mientras que el 22,7 % buscaba formación híbrida: online y presencial. En total, 57,5 % de los encuestados apostaban por la teleformación.

A ello, se suma que la nueva realidad basada en las herramientas digitales ha obligado a gran parte de la población a actualizar sus conocimientos y a buscar cursos de formación online para ello. Así, el sector educativo, que se había visto profundamente afectado por las restricciones sanitarias, ha comprobado cómo la digitalización de su servicio es la única forma de mantener el contacto con alumnos y profesores y poder seguir desarrollando en formato online las formaciones que se prestaban.

Sin embargo, aún hoy, un porcentaje de los proyectos formativos no dispone de una verdadera plataforma electrónica donde ofrecer todos los servicios y recursos que prestan habitualmente a sus alumnos sufriendo, así, una pérdida de volumen de negocio que en muchos casos puede suponer la desaparición de la empresa.

Para abordar estas cuestiones y ofrecer herramientas, estrategias y casos de éxito que permitan a las pymes del sector educativo lanzarse a una digitalización coste-efectiva, Digitaliza Formación y Tecnología y Wekab El Portal del Formador han organizado el Congreso Virtual Digitaliza 2020 que los próximos 2 y 3 de diciembre reunirá a líderes experimentados en tecnologías de educación (EdTech), transformación digital, formación y aprendizaje online de España y Latinomérica.

Según afirma Rubén Muñoz, CEO de Digitaliza Formación, “la evidencia es que la formación del futuro ya no será presencial u online, sino que será presencial y online, es decir, híbrida” y, por ello, el congreso se centrará en dar a conocer las estrategias y claves para una digitalización de la formación presencial a una formación híbrida de forma coste efectiva, con numerosos casos de éxito de grandes referentes del sector de la educación superior como ISDI y del sector corporativo como Caixabank. Así como proveedores clave de tecnología como AWS o Samsung, y proveedores mainstream de formación online gratuita (MOOC) como Coursera, entre otros.

0

Protocolos de seguridad para la formación online

Protocolos de seguridad para la formación online

La llegada de la crisis de la Covid-19, y con ella el confinamiento obligatorio, ha acelerado la digitalización de todos los sectores profesionales. Sin embargo, el sector educativo ha sido uno de los más afectados debido a que han tenido que buscar una solución inmediata para poder continuar funcionando.

La rápida transformación digital de la formación ha supuesto la llegada de ciberamenazas y robos de datos a través de Internet. De este modo, con la llegada de la digitalización es necesario conocer la importancia de la ciberseguridad. Todos los centros educativos deberían adquirir herramientas de protección online.

Cualquier centro educativo puede ser atacado de forma virtual, se ha demostrado que los ciberataques se producen en todo tipo de instituciones y centros formativos, sin diferencia. Por esta razón, es necesario contar con un buen plan de ciberseguridad, una estrategia para que todo el conjunto de la organización esté preparado ante las ciberamenazas.

Estas son algunas de las claves de la ciberseguridad en el sector educativo:

  1. La autenticación en dos pasos con el fin de que se evite el acceso no autorizado a la red del centro.
  2. Crear una lista blanca de aplicaciones y páginas web. De este modo, los usuarios solo accederán a las plataformas que el centro considere oportunas y se evitará la entrada de cualquier virus.
  3. Controlar el acceso de terceros a tu red. La relación con terceras personas, que no forman parte de la organización puede ser una puerta de entrada para los hackers.
  4. Realizar auditorías periódicas. La ciberseguridad es un factor esencial, por lo que hay que comprobar habitualmente con especialistas que todo funciona correctamente.
  5. Segmentar la red. Es decir, todos los datos e información no deben almacenarse en el mismo espacio. De este modo evitaremos que, si una parte es atacada, el resto de información se mantendrá a salvo.
  6. Realizar copias de seguridad. Una acción imprescindible en cualquier centro educativo para no perder la información si la red se ve afectada.

Para que todos estos puntos se cumplan, es necesario que la ciberseguridad esté incluida en los posibles riesgos existentes para el centro escolar, es decir, exista un protocolo de actuación ante una amenaza virtual. Todos los usuarios implicados en el la acción formativa, ya sea en un centro específico o en la propia empresa, deben recibir formación y estar concienciados con la importancia de la ciberseguridad.

0

Cómo crear contenidos atractivos y mantener la atención de los alumnos

 

Cómo crear contenidos atractivos y mantener la atención de los alumnos también en la distancia

La formación online no es nueva. Hace año que instituciones, academias y centros formativos de todo tipo ofrecen esta posibilidad para adaptarse a una demanda de la sociedad: la flexibilidad. Versatilidad de horarios, sobre todo, y posibilidad de acceder a formaciones de todo tipo independientemente del lugar de residencia.

Sin embargo, las restricciones derivadas de la crisis sanitaria originada por la covid-19 ha supuesto un cambio en el alumnado que demanda este tipo de formación: hasta ahora era gente motivada y decidida a aprovechar los cursos que optaba voluntariamente por el formato online por lo que ya esta predispuesta a asumir las características inherentes a él.

Ahora, sin embargo, parte del alumnado al que se dirigen estas formaciones son personas obligadas a optar por la opción online ante la imposibilidad de desplazarse o reunirse en grupos de varias personas. Es decir, es gente cuya primera opción no era asistir a clases de forma telemática. Y esto puede resultar un inconveniente para mantener su motivación y, sobre todo, su atención.

¿Qué pueden hacer los responsables de elaborar las formaciones online? Trabajar con especial ahínco en crear cursos que resulten atractivos para todos los públicos. Especialmente, para aquellos que creemos que pueden resultar más reacios a la formación online.

Hoy en día, la tecnología nos permite acceder a multitud de herramientas, muchas veces, incluso, de forma gratuita, para elaborar contenidos que no solo sean útiles y adecuados a la formación, sino que supongan un estímulo para el alumnado.

Claves para atraer con el contenido

Elaborar un contenido formativo que resulte atractivo no es complicado si se tienen en cuenta algunas claves:

  1. Ve al grano.

No des rodeos innecesarios ni explicaciones excesivas. Claro y conciso.

  1. Sé creativo.

Vivimos en la era de la inmediatez, de la imagen, de las redes sociales. Aprovecha esos recursos a tu favor y procura que la presentación del contenido sea dinámica.

  1. Potencia la interacción.

Aunque se trate de contenido escrito o de una clase en diferido, interactúa con el alumnado, introduce llamadas a la acción y haz que participen de la lección.

Con estas tres claves en mente, elabora contenidos entretenidos para los alumnos apoyándote en herramientas que te faciliten la tarea:

  1. Un programa de diseño online y gratuito como Canva te hará la vida más fácil y le dará un aire más profesional a todo el material escrito y gráfico que utilices. Para presentaciones dinámicas, Prezi es tu aliado.
  2. Herramientas para que los alumnos interactúen en tiempo real contestando preguntas sobre la clase harán que se afiancen mejor los contenidos. Prueba con Kahoot, Socrative o Wooclap.
  3. Trabaja las dinámicas de grupo para mantener la atención y crear grupo a pesar de la distancia. En la red encontrarás multitud de dinámicas para utilizar. Puedes empezar por la web Gamestorming.
  4. No olivdes los case studies. Uno de los recursos más efectivos para mantener la atención de nuestros interlocutores son los case studies, los casos de éxito. Es un ejemplo práctico que nos ayudará, por un lado, a fijar los contenidos teóricos y, por otro, a atraer a quienes nos escucha si lo presentamos como una historia interesante con su presentación, nudo y desenlace.

Preparar contenido atractivo para todo tipo de alumnado, sea proclive o no a la enseñanza online, puede resultar más fácil de lo que creemos con estas claves y herramientas para hacer de los cursos un recurso formativo entretenido además de útil.

0

Bonificar la formación para profesionales en la era digital

Bonificar la formación para profesionales en la era digital

Las empresas han encontrado en la formación de sus empleados un aliado en la mejora continua de la calidad de su trabajo y de los servicios y productos que ofrece la compañía. Actualizar los conocimientos de los trabajadores adaptándolos a las últimas tecnologías y metodologías supone para las empresas no perder paso y mantener su competitividad en el mercado.

Son miles las empresas que han aprovechado durante años las posibilidades de la formación profesional bonificada para algunos de sus trabajadores, pero la situación derivada de la crisis sanitaria ha provocado una nueva necesidad y es que esa formación profesional se adaptara en las mejores condiciones posibles a un entorno online y al trabajo a distancia.

Hasta febrero de 2020, la gran mayoría de estas formaciones se desarrollaban de manera presencial a pesar de que las tecnologías disponibles desde hace años permitían indagar en el terreno de la formación online con bastante solvencia y efectividad. Pese a ello, como decimos, buena parte de la formación para profesionales se desarrollaba de manera presencial en un formato clásico de aulas con profesor y alumnado.

A partir de marzo y cuando hizo evidente que el trabajo y la educación a distancia iban a prolongarse en el tiempo y que iban a ser nuestra salvación de manera recurrente en un futuro, las formaciones comenzaron a transformarse en clases y cursos online y surgieron dudas para muchas empresas: ¿Las formaciones online tendrían la misma validez que las presenciales?, ¿sería posible obtener bonificaciones para este tipo de formaciones como las que había para las presenciales?

Todo ello se sumó al hecho de que, con la medida de los ERTE totales o parciales, miles de trabajadores dispusieron de tiempo libre para acometer esas formaciones pendientes por lo que aclarar este tipo de dudas se hizo realmente necesario para las empresas.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) quiso dar respuesta a esta inquietud con su resolución del 15 de abril de 2020 donde recogió que todas las formaciones profesionales podían impartirse a través del medio online y serían consideradas como presenciales. Una medida que se tomó para hacer frente al impacto de la Covid-19.

Por tanto, la bonificación de las formaciones profesionales online es posible en los mismos términos que las presenciales.

Esto implica que, en el ámbito laboral, se puede financiar con las bonificaciones en las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social por formación, que no tienen carácter subvencional. Desde el primer día del ejercicio presupuestario, las empresas disponen de un crédito de formación que pueden hacer efectivo mediante dichas bonificaciones.

0