Cómo crear contenidos atractivos y mantener la atención de los alumnos

 

Cómo crear contenidos atractivos y mantener la atención de los alumnos también en la distancia

La formación online no es nueva. Hace año que instituciones, academias y centros formativos de todo tipo ofrecen esta posibilidad para adaptarse a una demanda de la sociedad: la flexibilidad. Versatilidad de horarios, sobre todo, y posibilidad de acceder a formaciones de todo tipo independientemente del lugar de residencia.

Sin embargo, las restricciones derivadas de la crisis sanitaria originada por la covid-19 ha supuesto un cambio en el alumnado que demanda este tipo de formación: hasta ahora era gente motivada y decidida a aprovechar los cursos que optaba voluntariamente por el formato online por lo que ya esta predispuesta a asumir las características inherentes a él.

Ahora, sin embargo, parte del alumnado al que se dirigen estas formaciones son personas obligadas a optar por la opción online ante la imposibilidad de desplazarse o reunirse en grupos de varias personas. Es decir, es gente cuya primera opción no era asistir a clases de forma telemática. Y esto puede resultar un inconveniente para mantener su motivación y, sobre todo, su atención.

¿Qué pueden hacer los responsables de elaborar las formaciones online? Trabajar con especial ahínco en crear cursos que resulten atractivos para todos los públicos. Especialmente, para aquellos que creemos que pueden resultar más reacios a la formación online.

Hoy en día, la tecnología nos permite acceder a multitud de herramientas, muchas veces, incluso, de forma gratuita, para elaborar contenidos que no solo sean útiles y adecuados a la formación, sino que supongan un estímulo para el alumnado.

Claves para atraer con el contenido

Elaborar un contenido formativo que resulte atractivo no es complicado si se tienen en cuenta algunas claves:

  1. Ve al grano.

No des rodeos innecesarios ni explicaciones excesivas. Claro y conciso.

  1. Sé creativo.

Vivimos en la era de la inmediatez, de la imagen, de las redes sociales. Aprovecha esos recursos a tu favor y procura que la presentación del contenido sea dinámica.

  1. Potencia la interacción.

Aunque se trate de contenido escrito o de una clase en diferido, interactúa con el alumnado, introduce llamadas a la acción y haz que participen de la lección.

Con estas tres claves en mente, elabora contenidos entretenidos para los alumnos apoyándote en herramientas que te faciliten la tarea:

  1. Un programa de diseño online y gratuito como Canva te hará la vida más fácil y le dará un aire más profesional a todo el material escrito y gráfico que utilices. Para presentaciones dinámicas, Prezi es tu aliado.
  2. Herramientas para que los alumnos interactúen en tiempo real contestando preguntas sobre la clase harán que se afiancen mejor los contenidos. Prueba con Kahoot, Socrative o Wooclap.
  3. Trabaja las dinámicas de grupo para mantener la atención y crear grupo a pesar de la distancia. En la red encontrarás multitud de dinámicas para utilizar. Puedes empezar por la web Gamestorming.
  4. No olivdes los case studies. Uno de los recursos más efectivos para mantener la atención de nuestros interlocutores son los case studies, los casos de éxito. Es un ejemplo práctico que nos ayudará, por un lado, a fijar los contenidos teóricos y, por otro, a atraer a quienes nos escucha si lo presentamos como una historia interesante con su presentación, nudo y desenlace.

Preparar contenido atractivo para todo tipo de alumnado, sea proclive o no a la enseñanza online, puede resultar más fácil de lo que creemos con estas claves y herramientas para hacer de los cursos un recurso formativo entretenido además de útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *