Protocolos de seguridad para la formación online

Protocolos de seguridad para la formación online

La llegada de la crisis de la Covid-19, y con ella el confinamiento obligatorio, ha acelerado la digitalización de todos los sectores profesionales. Sin embargo, el sector educativo ha sido uno de los más afectados debido a que han tenido que buscar una solución inmediata para poder continuar funcionando.

La rápida transformación digital de la formación ha supuesto la llegada de ciberamenazas y robos de datos a través de Internet. De este modo, con la llegada de la digitalización es necesario conocer la importancia de la ciberseguridad. Todos los centros educativos deberían adquirir herramientas de protección online.

Cualquier centro educativo puede ser atacado de forma virtual, se ha demostrado que los ciberataques se producen en todo tipo de instituciones y centros formativos, sin diferencia. Por esta razón, es necesario contar con un buen plan de ciberseguridad, una estrategia para que todo el conjunto de la organización esté preparado ante las ciberamenazas.

Estas son algunas de las claves de la ciberseguridad en el sector educativo:

  1. La autenticación en dos pasos con el fin de que se evite el acceso no autorizado a la red del centro.
  2. Crear una lista blanca de aplicaciones y páginas web. De este modo, los usuarios solo accederán a las plataformas que el centro considere oportunas y se evitará la entrada de cualquier virus.
  3. Controlar el acceso de terceros a tu red. La relación con terceras personas, que no forman parte de la organización puede ser una puerta de entrada para los hackers.
  4. Realizar auditorías periódicas. La ciberseguridad es un factor esencial, por lo que hay que comprobar habitualmente con especialistas que todo funciona correctamente.
  5. Segmentar la red. Es decir, todos los datos e información no deben almacenarse en el mismo espacio. De este modo evitaremos que, si una parte es atacada, el resto de información se mantendrá a salvo.
  6. Realizar copias de seguridad. Una acción imprescindible en cualquier centro educativo para no perder la información si la red se ve afectada.

Para que todos estos puntos se cumplan, es necesario que la ciberseguridad esté incluida en los posibles riesgos existentes para el centro escolar, es decir, exista un protocolo de actuación ante una amenaza virtual. Todos los usuarios implicados en el la acción formativa, ya sea en un centro específico o en la propia empresa, deben recibir formación y estar concienciados con la importancia de la ciberseguridad.

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *